Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Néstor Pías en el Gran Fondo Schneck

Néstor Pías, ganador de la Vuelta Ciclista 2016, contó a Activo cómo fue pedalear en un pelotón con más de mil ciclistas

Una de las particularidades que tiene el Gran Fondo Schneck es que permite a los participantes aficionados que realizan la prueba poder competir con los ciclistas profesionales del equipo Schneck Alas Rojas, el más competitivo de Uruguay en los últimos años.

Para los amateurs es toda una experiencia pedalear junto a los integrantes del equipo, quienes marchan con sus uniformes de competencia y se reparten en distintos tramos del pelotón. Y para los ciclistas profesionales también es algo que los impacta, ya que no es habitual correr junto a más de mil pedalistas.

“Es algo diferente para nosotros porque no es una competencia”, dijo Néstor Pías, ciclista de Schenck Alas Rojas, quien ganó la Vuelta Ciclista 2016. “Es increíble compartir con gente que en su gran mayoría no tiene la posibilidad de competir, y encuentran así en esta prueba la oportunidad de estar en el pelotón con ciclistas de primera en Uruguay”, señaló.

“Para nosotros es algo gratificante”, sostuvo Pías, quien contó algunas situaciones que pasan en el multitudinario pelotón. “La gente se te acerca y te saluda y me pasó de gente que se emociona, que te dice ‘muchas gracias’ por estar ahí con ellos. Se me acercó uno y me dijo que se le erizaba la piel por poder estar compartiendo pelotón con nosotros. A él le parecía mentira y a nosotros también”.

El ciclista reiteró que para él y su equipo “es otra experiencia, totalmente diferente”.

 

Ver más

Gran Fondo Schneck: una clásica con más de mil ciclistas

Gran Fondo Schneck Ciclismo, el pelotón más grande de Uruguay

Johnny’s Master, el equipo amateur más profesional

 

Amor por la bicicleta

Pías señaló que “es un éxito que se logren este tipo de carreras” en Uruguay. “Creo que a esta altura ya tendría que ser más de una vez al año”, agregó.

“Ves el amor real por la bicicleta”, destacó. “Porque uno en competencia siempre tiene la presión de resultados, nosotros en el Alas Rojas siempre tenemos que salir a ganar y eso hace que te concentres en dar lo mejor y no aprecies lo que ves en esta prueba”.

El último uruguayo en ganar la Vuelta comentó que no se imaginaba que estas carreras participativas pudieran tener tanta convocatoria. “Si me lo decías antes del año pasado, no lo imaginaba. Pero cuando vi la del año pasado, no era de extrañar que esta última tuviera tanta gente”.

“Y en cuanto puedan aumentar el cupo de participantes, sin dudas van a haber más. Porque no es exclusiva, al contrario. Hay gente que quizás va a trabajar en bicicleta y se la pone como objetivo del año, se entusiasma, se prepara y la corre”, comentó.

Además, destacó que el hecho de que hubiera dos distancias, de 88 y 117 kilómetros, hizo que más gente se animara a participar.

Crece el ciclismo participativo

“Hoy en día se nota el crecimiento de la gente que hace ciclismo”, señaló Pías. “Y también en cuanto a la información”, agregó. “En cualquier tienda de bicicletas te explican lo de la biomecánica; hoy hay mucha gente capacitada en varios aspectos. Antes, para ajustar la bicicleta, capaz que te ayudaba algún mecánico veterano. Hoy no”, indicó.

Consideró también que en Uruguay crece la movida de la bicicleta, “como pasa en el mundo”, destacó. “La gente se entusiasma y de a poco va mejorando la bicicleta, la ropa, se preparan mejor, tienen en cuenta la alimentación. En ese sentido se va mejorando. Y estas pruebas fomentan eso. Y el año que viene si se hace, con esta organización que hasta ahora ha sido muy buena, va a tener otra gran participación”.

¡Compartir por correo electrónico!