Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Receta para preparar un isotónico casero

Vos sabés la importancia de mantenerse hidratado para no tener problemas como calambres, deshidratación y pérdida de rendimiento durante el ejercicio. En el verano, con las temperaturas altas, ese cuidado es aún más importante. ¿Entonces, qué tal aprender a hacer una bebida isotónica casera para reponer los nutrientes perdidos y encarar los entrenamientos sin miedo de transpirar la camiseta?

El agua juega muy bien el papel de hidratar. Pero cuando la actividad física sobrepasa la hora de duración, es importante tener cuidado con la reposición de nutrientes perdidos con el sudor; los isotónicos son una buena solución para eso. Sin ese cuidado podés perder rendimiento, sentir calambres, puede desregularse tu temperatura corporal, disminuir la respuesta muscular y hasta sufrir una deshidratación severa.

Los isotónicos son bebidas deportivas ricas en carbohidratos y sales minerales (sodio y potasio), con una fórmula semejante al plasma humano, que ayudan a reponer los nutrientes perdidos durante el ejercicio. El agregado de sodio en las bebidas deportivas, además, favorece la absorción de agua y carbohidrato en el intestino. Por contener glucosa, la bebida isotónica es una fuente de energía para la musculatura.

Acá tenés la receta para preparar un isotónico casero:

-1 litro de agua filtrada bien helada.

-1 lima

-½ taza de azúcar mascavo o light (60 g)

-1 pizca de sal fina (1 g)

Coloquelos en la licuadora y mezcle bien los ingredientes.

¡Está listo!

¡Compartir por correo electrónico!