Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

El retrorunning sorprende en Uruguay

Por primera vez un corredor corrió seis horas hacia atrás en la ultramaratón 48 horas Uruguay Natural

Fue la novedad en la prueba, la fecha estrella de la Asociación Uruguaya de Ultra maratón (AUDU), realizada días atrás en la Pista del Parque Batlle: uno de los corredores participó en la modalidad de retrorunning, corriendo hacia atrás.

El uruguayo Sheiler Choviatt sorprendió a todos al participar en la modalidad de 6 horas pero corriendo de espaldas. En ese tiempo, con su estilo y sin rivales, completó un total de 37,840 kilómetros.

Para la competencia, la organización de la carrera dispuso que se le diera un carril para él solo, el 5, y un juez dedicado solamente a controlarlo a él.

“Debe correr siempre que avance marcha atrás por el andarivel 5 y se desplaza hacia adelante, fuera del andarivel 5 entre la mesa de avituallamiento y la carpa médica, masajista y baño”, se estableció en el reglamento.

Así, Choviatt completó sus seis horas y protagonizó algo nunca antes visto en Uruguay. Desde la AUDU, señalaron a Activo que es la primera vez que alguien corre de esa forma en una de sus competencias.

Indicaron que no fue una carrera porque hubo un solo participante en esa modalidad, pero que esperan que con el tiempo se sumen nuevos “retrorunners” para que sí puedan hacer una competencia.

Retrorunning: ventajas y beneficios

Alemania e Italia son la cuna de esta modalidad de carrera y de entrenamiento que luego se expandió a Europa, cruzó el Atlántico para llegar a Estados Unidos y de ahí bajó hacia Sudamérica.

El retrorunning tiene beneficios y ventajas para entrenar y competir. “Tiene una lógica antinatural y eso, de por sí, la convierte en una práctica peligrosa. Nuestro cuerpo está diseñado para ir hacia adelante, en dirección a nuestros ojos, más allá de que podamos ir hacia atrás, con muchas limitaciones. Esto implicó millones de años de evolución, una adaptación fundamental para mantenernos con vida”, dijo al portal argentino Infobae el personal trainer Pablo Lacoste.

 

Ver más

Hizo la maratón de un Ironman corriendo para atrás

¿Cuál es la mejor edad para correr un maratón?

140 kms en 6 días: así entrena la recordista mundial de media maratón

 

Entre los beneficios destacó que sirve para mejorar el equilibrio y la coordinación. “Potencia la actividad de los músculos antagonistas, que son aquellos que se ejercitan en paralelo cuando trabajas otro”, agregó.

En tanto, Leonardo Malgo, entrenador argentino de atletas de élite, dijo a ese mismo medio que “correr para atrás es un trabajo muy específico que suelen hacer los velocistas. Es un ejercicio necesario para no sufrir lesiones durante la etapa de frenaje, ya que refuerza los isquiotibiales”, comentó.

Por su parte, Claudia Lescano, licenciada argentina en alto rendimiento, señaló que “no está comprobado que queme más calorías que correr de manera normal”.

“Como ejercicio no está mal, pero no hacerlo como método de entrenamiento. Se lo puede sumar a una serie de otros ejercicios, para mejorar la musculatura, especialmente los isquiotibiales”, dijo a Infobae.

“Como efecto positivo se puede nombrar que ayuda a la variabilidad de los músculos; o sea, sirve para reforzar el trabajo entre los músculos agonistas y antagonistas”, agregó.

Así estuvieron las 48 horas Uruguay Natural

La prueba de ultramaratón contó con 105 atletas, 74 uruguayos, seis brasileños y 25 argentinos.

Hubo varios récords. El ultramaratonista argentino Germán Cordisco con la distancia de 367,625K en 48 horas se quedó con el récord sudamericano y argentino, mientras que los uruguayos Pedro Silva, con 327,224K, y Carla Dadomo, con 273,054K, se adueñaron de los récords uruguayos en la misma prueba, tanto en caballeros como en damas, respectivamente.

También en la prueba de 12 horas se establecieron récords. La argentina Graciela Vélez con 110K obtuvo el récord argentino de damas, y el uruguayo Luis Ricardo Fernández con 126K el uruguayo en caballeros.

¡Compartir por correo electrónico!