Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Masajes deportivos, ¿sirven o no?

Una reciente investigación saca a la luz los pros y contras de los masajes

Terminar una dura carrera y hacerse un masaje suele ser uno de los medios de recuperación más habitual para los corredores que puedan darse ese lujo. Por algo los corredores de élite tienen a un fisioterapeuta en su equipo de trabajo, y en las grandes pruebas cada vez hay más carpas y mesas para masajes.

Pero, ¿sirven para algo los masajes? O, mejor dicho, ¿qué ventajas y desventajas les brinda a los deportistas?

Lo habitual es que los corredores digan que tras una sesión se sientan relajados y que las manos de los masajistas les ayudan a disminuir la tensión muscular.

Entre la medicina y la ciencia había un desfasaje sobre el tema. La primera ha dicho que los masajes alivian el dolor muscular, eliminan las toxinas y el ácido láctico del cuerpo y también las deformaciones de las articulaciones. Sin embargo, la ciencia no había estudiado el tema y no había contrastado esas afirmaciones. Hasta ahora.

Las investigaciones parecen derrumbar algunos mitos. Para empezar, no hay forma fisiológica de que un masaje pueda actuar sobre las toxinas que se encuentran en los músculos y la sangre, así como tampoco puede eliminar el ácido láctico.

Lo que sí constataron es que el masaje presiona músculos, tendones, ligamentos y fascias (membrana que cubre los músculos). El masaje suavizaría los tejidos, aliviando el dolor muscular después de la corrida.

Además se comprobó que elimina las adherencias entre la fascia y los músculos, lo que representa un alivio para aquellos corredores con articulaciones delicadas.

 

Ver más

Con 101 años, abuela atleta disputará carreras de 50 y 100 metros

Si tenés estos olores, deberías prestarles atención

Mate, el energizante de los uruguayos

 

La recuperación atlética

Pero el gran descubrimiento que ha realizado la ciencia en el tema es sobre el efecto de los masajes en la recuperación de los corredores. El Journal of Athletic Training y el British Journal of Sports Medicine publicaron estudios en los que se indican que el masaje después del ejercicio reduce la intensidad del dolor muscular tardío, la sensación que se obtiene dos días después de una maratón o corrida larga.

Además, otra investigación da a entender que los masajes mejoran la función inmune y reduce la inflamación.

En esa misma línea, la investigación publicada en Science Translational Medicine detectó menos inflamación en las extremidades masajeadas y un 30% más de un gen que ayuda a las células musculares a construir mitocondrias, encargada de convertir los alimentos de una célula en energía y de facilitar su reparación.

Todas esas conclusiones han llevado a que los investigadores mencionados se sometan a masajes y lo recomienden a los corredores, ya que realmente pueden acelerar la recuperación.

Las técnicas

Los investigadores también hablaron sobre las técnicas y métodos para hacerse los masajes. Al respecto señalan que los rodillos y las pelotas de tenis pueden ser útiles para automasajearse entre las sesiones. Se hizo especial énfasis en que antes de una carrera o un entrenamiento el cuerpo debe sentirse ligero, no adolorido.

En las sesiones después de una carrera, será el atleta quien deba indicar qué tan intensivo o no quiere el masaje, atendiendo al conocimiento de su propio cuerpo.

¡Compartir por correo electrónico!