Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Consejos para mejorar la carrera de montaña

Vea estos consejos para la carrera de montaña y mejore su desempeño en las competencias.

Para quien es adepto a las carreras de montaña, los entrenamientos son diferentes a los que se llevan a cabo para enfrentar las carreras de calle. Son deportes diferentes, demandan esfuerzos y técnicas distintas. Mientras que en las carreras por asfalto usted consigue mantener un ritmo más regular y controlar la cantidad de fuerza que utiliza, en los senderos es totalmente lo opuesto.

No existe un ritmo que sea constante y la fuerza también sufre alteraciones debido a la exigencia de los obstáculos encontrados en los senderos. “Si quiere prepararse bien para las pruebas de montaña, el corredor debe hacer un buen trabajo de cuádriceps, pantorrillas, glúteos, tibias, abdomen, la zona lumbar, la parte superior de los dorsales, deltoides y pectorales”, explica Isnard Quintela, entrenador de Asesoría Deportiva XTRY Sports.

Por eso, escogimos algunos consejos para que usted mejore en la carrera de montaña.

Musculación + Resistencia

Uno de los puntos a ser trabajados durante su preparación para las pruebas de montaña es la parte de musculación. Además de eso, la resistencia debe tener un trabajo redoblado, ya que el estado de fatiga será una constante durante una competencia de montaña.

“En proporción, el corredor de competencia de montaña puede trabajar 20% de la musculación enfocada en ganar fuerza (cargas entre 70 y 90 % de la capacidad máxima con 4 a 8 movimientos por serie, más lejos de la competencia objetivo y 80% en resistencia muscular (por debajo de 70% de la carga máxima, con series de entre 15 y 20 movimientos) hasta 15 días antes de la competencia objetivo”, declaró el entrenador Quintela.

Funcional

Los entrenamientos funcionales son bienvenidos para quien quiere adquirir este tipo de desafío, por ejemplo, el entrenamiento pliométrico y el propioceptivo dan beneficios musculares, cardiorrespiratorios y cognitivos, además de brindar dinamismos durante los ejercicios.

“Ese tipo de entrenamiento simula algunas de las exigencias de la competencia y puede trabajar específicamente músculos y articulaciones involucrados en las carreras de montañas. La polimetría desarrolla la potencia específica y el entrenamiento propioceptivo es básico para evitar lesiones”, añade el entrenador

Otro punto importante pude ser incorporar Pilates en su rutina de entrenamiento. Este hará que el corredor tenga mejor conciencia corporal, mantenimiento de la postura y una mejor adecuación de la respiración

Subiendo escaleras

Una de las herramientas prácticas para usar y optimizar sus entrenamientos puede ser utilizar escaleras -sí escaleras. Ellas actuarán como si fueran las laderas pronunciadas que las carreras de montaña piden, además de reforzar la musculatura, articulaciones y tendones.  Sin embargo, el entrenador resalta que ese tipo de entrenamiento tiene que ser complementario (a cada 15 días de entrenamiento) y no la base de su preparación.

¡Compartir por correo electrónico!