Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

La importancia de regular la posición en la bicicleta

El bike fit adapta la bicicleta al ciclista para que tenga un mejor rendimiento y evitar lesiones

Para quienes compraron una bicicleta nueva o quieren volver a utilizar la que tenían guardada a nivel deportivo, se recomienda realizar un ajuste de las posiciones con el objetivo de tener un mayor rendimiento y evitar malas posiciones.

Es lo que en el ambiente de los talleres y laboratorios de ciclismo se conoce como “bike fit”, lo que se realiza tanto para bicicletas de ruta como de mountain bike o triatlón.

“El objetivo del bike fit es lograr la posición óptima del ciclista en su bicicleta en función de sus objetivos”, informa la página web del grupo de entrenamiento El Equipo, que entre sus servicios brinda la posibilidad de hacer el ajuste.

Al respecto, agregan que la posición del ciclista está relacionada al rendimiento del deportista, ya que durante el procedimiento de ajustado también se hace análisis de las transmisiones utilizadas, de la posición de las calas, del retroceso del sillín. “Estas variables pueden influenciar significativamente la producción de potencia del ciclista o triatleta”, agregaron.

 

Ver más

¿Va en bicicleta a entrenar para una carrera? Vea algunos consejos

Depilación en el ciclismo: 5 motivos para hacerlo (o no)

¿Qué comen los ciclistas durante el Tour de France?

 

“Específicamente en el ciclismo, o en la especialidad contrarreloj del ciclismo, un bike fit óptimo permitirá encontrar la mejor relación entre comodidad y posición aerodinámica para maximizar la velocidad y minimizar la producción de potencia”, destacaron.

El ajustado es importante en primer lugar para saber si el talle de la bicicleta es el adecuado. Generalmente, cuando se va a comprar una nueva bici se indica cuál es el talle ideal.

Y también es recomendable hacer el bike fit porque usarla sin ajustar las posiciones y los componentes pueden generar lesiones por causa de malas posturas.

El estudio biomecánico es aconsejable para toda persona joven o adulta antes y después de comprar, usar o cambiar de bicicleta, destacó El Equipo, que además de los deportistas considera que es necesario que el estudio lo hagan también quienes usan la bici a nivel recreativo.

Para realizar el ajuste se tienen en cuenta las dimensiones antropométricas de cada ciclista, utilizando los componentes adecuados y haciendo el ajuste de la posición con la altura y regulación del asiento, como del manillar, entre otros.

“Así se consigue una situación anatómica, funcional y estable”, destacó El Equipo.

¡Compartir por correo electrónico!