Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

HIIT o LISS, ¿qué es mejor para quemar grasa?

Foto:Entrenamiento HIIT

En el mundo del entrenamiento existen centenares de rutinas y ejercicios. Los métodos aseguran ayudarte a combatir la grasa y mejorar considerablemente la salud

De entre todos los que se presentan, los que tienen un impacto en tu sistema cardiovascular quizá sean los más efectivos.

En este ámbito aparecen el sistema HIIT (high intensity interval training) y el LISS (low intensity steady state). Pero, ¿qué son exactamente? Y ¿cuál tiene mayor beneficio en nuestro cuerpo?

HIIT o LISS

Juan Meo, entrenador e instructor en Personal Training Perú, detalla que tanto el sistema HIIT como el LISS trabajan profundamente en nuestro sistema cardiovascular y, a partir de eso, ayuda a nuestro organismo en la pérdida de grasa.

“Ambos tipos son conocidos mundialmente. El intenso pero corto HIIT y el lento pero largo LISS. Los entrenamientos trabajan arduamente en el sistema cardiovascular y son efectivos, pero con diferencias”, señala Juan.

Entrenamiento HIIT

La gran característica de este entrenamiento es su tiempo de duración. Las sesiones se caracterizan por ser más intensas que largas: no debe exceder de 20 minutos.

 

Ver más

Battle Rope o cómo fortalecer tu running

Ejercicios para corredores: sentadillas libre

¿Saltar la cuerda quema más calorías que correr?

 

La intensidad de sus ejercicios va del 80 al 90% de la FCM (frecuencia cardiaca máxima). Esto refleja el arduo trabajo que hace el deportista.

Por recomendación se indica que no se pase de las dos o tres sesiones semanales. En el mundo del running es muy utilizado por los velocistas. La gran ventaja es que aumenta nuestro VO2 máx (consumo máximo de energía). Esto permitirá que nuestro consumo de oxígeno mejore y, así, nos cansaremos menos.

Entrenamiento LISS

Son sesiones de larga duración, de entre 40 a 45 minutos como mínimo. Se realizan en intensidad media-baja: alrededor del 60 al 70% de la FCM.

Lo más importante en este tipo de entrenamiento es mantener el ritmo. Privilegia la resistencia sobre la explosión. En el mundo del running es aplicada para aquellos que están preparándose para alguna competencia de fondo, como por ejemplo un medio maratón o un maratón.

¿Y para la quema de grasa?

Para Juan Meo, ambos sistemas nos permiten quemar grasa y son válidos, pero sin duda el entrenamiento HIIT es más efectivo por la intensidad y la rápida reducción de grasa. En 20 minutos podemos bajar lo que en 40 haríamos con el método LISS.

Aplicado al running…

Ambos métodos están implicados en el running: el HIIT es ideal para los velocistas y el LISS para fondistas. Pero ojo: no todas las personas son aptas para este tipo de ejercicio. Por su alta intensidad, uno debe primero realizarse una evaluación médica.

¡Compartir por correo electrónico!