Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Battle Rope o cómo fortalecer tu running

De nuevo, un nuevo ejercicio del crossfit que podría ayudarnos en nuestro running: el Battle Rope

Cada vez más runners recurren al entrenamiento sin necesidad de correr. Si bien parece contradictorio, lo cierto es que igual se tendrá que acumular kilómetros. Pero, en algunas ocasiones, los ejercicios en el gimnasio nos permiten mejorar nuestro nivel cardiovascular y muscular.

Con la introducción, y sobre todo la expansión del crossfit a nivel mundial, nuevos métodos de preparación han entrado en circulación. Uno de ellos es el Battle Rope o entrenamiento con cuerdas.

En un primer momento, se podría pensar que levantar pesadas fibras no tiene ninguna ventaja; pero no se deje engañar, pues hacerlas entrar en movimiento requiere de una gran cantidad de fuerza, resistencia y musculatura.

Pesadas y de grandes longitudes, algunas pueden medir tres metros y tener ocho centímetros de grosor. Lo bueno es que el entrenamiento con cuerdas trae beneficios a todo tipo de deportistas: boxeadores, gimnastas y corredores. En el caso de los runners: potencia la fuerza, resistencia de músculos y genera un gran trabajo cardiovascular.

 

Ver más

10 pasos para quemar grasa abdominal

Cinta anti gravedad para prevenir lesiones

Trabajá todos tus músculos con estos ejercicios

 

Battle Rope, no tan fácil como parece…

El método más efectivo, y practicado, es mantenerlas en movimiento como quien dibuja unas olas. Las muñecas ingresan en el ejercicio, luego se comprometen los antebrazos y la exigencia se expande hasta el brazo. También se pueden complementar con rutinas que beneficien el tren inferior. Sentadillas o desplazamientos beneficiarán tu resistencia.

Los músculos que entran en escena son los bíceps y tríceps. Pero también tiene injerencia en los hombros y el core. Tu estabilidad y resistencia, aspecto fundamental en las carreras, mejorará. Si se complementa con el trabajo del tren inferior, los cuádriceps e isquiotibiales se verán favorecidos.

Una rutina efectiva tomará de 10 a 15 minutos. Se realizarán movimientos horizontales, verticales y combinados. Se pueden agitar las cuerdas a la vez o alternarlas. Recordá mantener la misma intensidad durante todo el entrenamiento.

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!