Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

5K, la distancia ideal para la mujer

Por el entrenamiento, el esfuerzo, el tiempo y la estética, Lauren Fleshman, campeona estadounidense en la distancia, considera que es la mejor prueba

Lauren Fleshman, campeona estadounidense en los 5.000 metros en 2006 y 2010, no tiene dudas que la 5K es la distancia ideal para la mujer, no solo para comenzar en las carreras callejeras, sino para dedicarse a esa modalidad de carreras cortas en comparación con las 10K, 15K, 21K, la maratón y las ultramaratones.

Por ese motivo, la atleta, que además tiene un sitio web en el que recibe consultas de corredores, dio al portal Runners.es sus motivos por los que considera a la 5K como la categoría ideal para las mujeres.

Entrenamiento

Para Fleshman, el entrenamiento de 5K es más eficaz que el de las carreras de largas distancias para controlar el peso y mejorar el estado físico, ya que se trabaja en fuerza, velocidad, potencia y resistencia combinada.

Menos viajes

Otro aspecto es que para correr carreras de 5K, las que tienen mayor frecuencia, no se debe viajar tanto como para buscar carreras de largas distancias, como las maratones.

Menos fisioterapia

Hacer carreras de 5K no garantiza no sufrir lesiones, pero sin dudas van a ser menores que las sobrecargas que van de la mano con el entrenamiento para maratón. “Con menos kilometraje y los entrenamientos que implican una mayor variedad de velocidades en general, será más probable que te mantengas saludable y sin lesiones”, dijo Fleshman.

Más tiempo libre

Los entrenamientos son más cortos y eso significa más tiempo libre. Nada de fondos de varias horas los fines de semana.

Sin raspones ahí…

Los entrenamientos más cortos y las carreras más cortas hacen que no haya sangrado de pezones ni rozaduras.

Más barato

Simple: las carreras de 5K son las más baratas y, según dice Fleshman, te dan la misma banana y agua que los que hacen más kilómetros.

Motivación

La atleta destaca que en una maratón la satisfacción se da en el último tramo al finalizar la carrera con la interrogante de poder completarla o no. En la 5K, señala, la motivación está desde el momento de competir, ya que se sabe que la va a completar, lo que “añade una profundidad y riqueza totalmente nuevas a tu carrera, independientemente de tu velocidad”.

Si te va mal hay otra y pronto

Quedarse sin una maratón por un problema de último momento puede echar por la borda varias semanas de entrenamiento y tener que esperar a que haya otra, pero prácticamente hay una carrera de 5 kilómetros todas las semanas.

El muro de los 5K

Fleshman señaló que en una carrera de 5K duele mucho llegar al muro pero que la sensación dura menos que lo que dura hacer un capuchino.

La estética

La atleta también incluye el estilo para correr un 5K, que es mucho más sencillo que para una carrera de larga distancia, ya que no hay que llevar cintos de hidratación, ni botellas, ni geles, ni barritas, ni shorts con 30 bolsillos,

¡Compartir por correo electrónico!