Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

¿Cómo fue el plan de Bekele para volver con todo?

El fondista etíope, quien tras una serie de sinsabores reapareció con triunfo en la reciente Maratón de Berlín, hizo un trabajo especial para llegar a lo más alto

La Maratón de Berlín, con su primer puesto y su 2:03:03 –la segunda mejor marca de la historia en los 42K– volvió a poner a Kenenisa Bekele en los primeros planos de la distancia reina, luego de un período gris en el que los resultados no estuvieron de su lado debido a algunos errores de planificación.

El corredor llegó a la maratón tras su dominio en los 5.000 y 10.000 metros, lo que pudo hacerlo pensar que era invencible y que quizás no necesitaba entrenar tanto.

En 2014, con una preparación escasa, ganó la maratón de París, lo que seguramente haya afirmado lo que pensaba. Pero a partir de ahí, siguiendo su idea de entrenar poco, llegaron las derrotas.

La maratón de Chicago, a los pocos meses de la prueba francesa, fue el primer golpe que recibió al terminar cuarto. Además de ese mal resultado para un top mundial, comenzó a sufrir problemas físicos en sus tendones de Aquiles y en los isquiotibiales.

Se fijó una revancha personal en Dubai 2015. Entrenó más duro, pero no atendió sus problemas físicos, lo que lo llevó a abandonar a poco de pasar los 21 kilómetros.

Todo se vino abajo. Entrenaba mal, se lesionaba, y hasta llegó a engordar.

El proyecto Sub2

A mediados de 2015 Bekele se planteó comenzar de cero y aceptó llevar adelante el plan Sub2, mediante el cual profesionales se pondrían a cargo de su preparación y de su reacondicionamiento físico.

Entonces viajó a Brighton para ser sometido a chequeos exhaustivos y tratamientos durante tres semanas. Y luego volvió a Etiopía, donde debió llevar adelante un plan controlado, para que no volviera a entrenar menos de lo establecido.

Y así empezó a hacer ejercicios que no estaban en su rutina personal, la que lo llevó a las lesiones. Tuvo que hacer ejercicios para tonificar el core, así como otros ejercicios de estabilidad lumbar y fortalecimiento del tendón de Aquiles, entre otros. ¿Correr? En principio, poco y nada y todo controlado en cuanto a duración y ritmo.

Luego sí, mantuvo su rutina de gimnasio y de a poco fue sumando kilómetros.

¿Qué ejercicios hizo?

A cargo de Bekele estuvo el atleta y entrenador español Marc Roig, durante sus primeras semanas de entrenamiento en Etiopía. Fueron básicos los ejercicios para fortalecer los tendones de Aquiles; para fortalecer los miembros inferiores y controlar la columna lumbar; para los glúteos y la postura de las rodillas y para los músculos isquiotibiales, así como con balones medicinales, fitball y gomas elásticas.

¡Compartir por correo electrónico!