Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Maratón de Lima, un viaje al pasado

 

 

Lima se tiñó de amarillo”, fue la frase con la que se daba inicio a la primera maratón oficial. La organización logró, desde la edición inaugural, que las distancias sean reconocidas y medidas por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) y certificadas por la Asociación Internacional de Maratones y Carreras de Distancia (AIMS), lo cual permitía a los atletas clasificar a las principales maratones del mundo y que sus marcas sean registradas oficialmente.

Hasta el año 2012, el punto de partida había sido en las inmediaciones del Cuartel General del Ejército “Pentagonito”, pero el espacio ya era limitado debido al incremento progresivo de participantes, lo que obligó a los organizadores -junto a los auspiciantes- a realizar un cambio en la ruta, estableciendo como nuevo escenario de largada el distrito de San Isidro, en el corazón de la zona financiera de Lima.

Todas las ediciones han tenido como ganadores en distancia maratón a corredores keniatas, siendo el mejor tiempo registrado (2:13:44) en el año 2014 por el atleta Simon Kariuki.

En la rama femenina, por otro lado, los primeros lugares han sido alcanzados por peruanas, keniatas y una boliviana.  El mejor tiempo registrado fue en la octava edición por la keniata Caroline Jebiwot, con 2:39:07.

“Lima corre en grande”, es la frase que sella la octava edición de Maratón Movistar Lima 42K que contó con aproximadamente 14.000 corredores de 50 países.  El ganador absoluto fue el keniata Nicholas Manza Kamakya, registrando una marca de 2:13:50, seguido de Haile Tolossa (2:166:22), de Etiopía, y Julius Muriuki ( 2:19:26), de Kenia.

En la rama femenina, la keniata Caroline Jebiwot se consagró como la ganadora absoluta, con una marca de 2:39:07, seguida de Lemelem Berha, de Etiopía (2:41:30), y Joan Cherop, de Kenia (2:43:10)

Aunque la distancia de 10K sigue siendo la más concurrida, es evidente el crecimiento del running en el país. Muchos ya hicieron el “salto” a su primera media maratón y otros del 21K a los 42K.

La ruta del maratón de Lima es considerada exigente, con muchas curvas, varios kilómetros de “falsos planos” y algunas subidas, que ponen a prueba a los atletas más preparados; además, el factor clima es determinante por la humedad que caracteriza a la capital peruana.

¡Compartir por correo electrónico!